loading...

lunes, 27 de septiembre de 2021

La relación entre la disfunción eréctil y problemas de corazón

 La campaña 'Por ti, por mí, por el sexo con corazón' ha puesto de manifiesto que los pacientes cardiacos españoles desconocen, o siguen sin tener clara, la relación existente entre los problemas de erección y su enfermedad cardiovascular. 

El pene puede ser un importante indicador de la salud masculina ya que una mala erección del pene, además de ser un problema para las relaciones sexuales, puede esconder algo más.

 La disfunción eréctil ( [la incapacidad de lograr o mantener una erección para practicar satisfactoriamente el sexo) en muchos pacientes está provocada por un problema cardiovascular". El miembro masculino es un "gran vaso" y los pacientes que sufren este problema podrán tener en el futuro un evento coronario. No es que vayan a sufrir un ataque al corazón, pero sí podría producirse una angina. 

La sociedad no puede ofrecer datos concretos de España, aunque sostiene que en Estados Unidos se han realizado estudios en los que hasta un 40% de los pacientes con disfunción eréctil tienen riesgo de sufrir un "evento coronario" según el último congreso de andrología celebrado en Córdoba.


Pero ¿Cuándo es el momento de ir a una clínica de salud sexual?

A medida que los hombres cumplen años, los problemas en la erección aumentan. No es sólo por el hecho de hacernos viejos, sino porque van apareciendo en el organismo problemas vasculares como el colesterol o la hipertensión, la detección de una patología real a tiempo es clave para una recuperación completa. 


En muchas ocasiones la problemática puede estar ocasionada por un simple hecho puntual. No obstante, la detección de una patología real a tiempo es clave para una recuperación completa.

Las alteraciones o trastornos sexuales provocan problemas cuando el individuo mantiene relaciones sexuales no fructíferas. Entre toda esta serie de problemas pueden darse la perdida de interés por el sexo, dolores e incluso problemas para conseguir eyacular siendo la eyaculación precoz uno de los problemas más extendidos en la población. Es ahí el momento de plantearse el acudir a una clínica especialista para tratar estos problemas.

¿Existen tratamientos eficaces contra los trastornos sexuales?

Sumo importante es ponerte en manos de profesionales del tema que nos hagan un examen personalizado de nuestro caso para conseguir tanto mejoras como la recuperación total.

 Es habitual encontrarnos una combinación de éstas con el propósito de abarcar todos los causantes. 

Muchos de los casos de disfunción sexual pueden ser corregidos tratando los problemas mentales o físicos que los causan. Los tratamientos incluyen:

Terapia médica: medicamentos que ayudan a mejorar la función sexual aumentando el flujo sanguíneo al pene. Sildenafil (Viagra®), vardenafil (Levitra®), y tadalafil (Cialis®) son seguros y efectivos para la mayoría de los hombres.

Terapia hormonal - los bajos niveles de testosterona se aumentan mediante terapia hormonal sustitutiva que incluye inyecciones, parches, o geles.

Terapia psicológica - un consejero psicológico que te ayude a tratar tus sentimientos de ansiedad, depresión, miedo, o culpabilidad que puedan afectar tu función sexual. El objetivo de ésta es conocer el origen de la enfermedad  y buscar soluciones de alta efectividad. Así mismo, será tremendamente beneficioso para la salud de nuestra pareja, ya que mantener una comunicación fluida nos ayudará a superar la enfermedad cómodamente. 

Terapia conductual: la terapia conductual utiliza primordialmente ejercicios sencillos y prácticos para ayudar a  nuestro cuerpo creando tolerancia contra la eyaculación precoz. Algunas de las opciones más utilizadas en las clínicas de salud sexual son el método de compresión,  el preservativo o el de parada y reinicio. 

Ayudas mecánicas - dispositivos aspiradores e implantes en el pene que pueden ayudar a algunos hombres con la disfunción eréctil.

Mientras que no se puede prevenir la disfunción sexual, lidiar con las causas de la disfunción puede ayudarte a entender mejor y afrontar el problema cuando ocurra. Para ayudar a mantener una buena función sexual.

Sigue el plan de tratamiento de tu médico para cualquiera de las enfermedades médicas/de salud.

Limita el consumo de alcohol.

Para de fumar.

Ponte en tratamiento, si lo necesitas, para cualquier problema emocional o psicológico como estrés, depresión, y ansiedad.

Comunícate mejor y más a menudo con tu pareja.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...