loading...

martes, 10 de septiembre de 2019

Intervenciones y estrategias para dejar de fumar

El tabaco ha quedado identificado como una de las causas más importantes de muertes y enfermedades evitables.A pesar de que la población está cada vez más informada y de los esfuerzos para reducir la exposición al humo del tabaco, la prevalencia del tabaquismo continúa representando una amenaza para la salud y el bienestar de fumadores activos y pasivos. Las campañas de deshabituación se consideran herramientas útiles en la promoción de la salud y en la reducción del peso de las patologías relacionadas con el tabaco.
Para llevar a cabo con eficacia estrategias de deshabituación, el primer paso importante es establecer cuál es la mejor evidencia referente a esta área de salud.

 El consejo proporcionado por el personal de enfermería debe considerarse primera línea de intervención.
Tras identificar y valorar a un familiar consumidor de tabaco habitual ofrezco varias alternativas para ayudarle a dejar de fumar:
Tratamiento de autoayuda:
 Los fumadores pueden elegir llevar a cabo un programa para dejar de fumar sin la asistencia de un profesional de la salud. Las estrategias de autoayuda pueden incluir materiales escritos, cintas de audio o vídeo, programas informáticos y teléfonos de ayuda. Los materiales pueden adaptarse a poblaciones específicas, con criterios de raza o edad, o por las características de un fumador dado. Se determinó que los programas de autoayuda son ligeramente más efectivos que la ausencia de intervención, y que la efectividad aumenta cuando estos materiales se adaptan a cada fumador.

Consejo individual y terapia de grupo:
Existen dos revisiones relacionadas entre sí que examinan los enfoques individuales y grupales en el abandono del tabaco.Ambas formas de consejo se mostraron altamente efectivas y proporcionaron el mismo beneficio al fumador.

Le indico la alternativa de la farmacoterápia para reducir la nicotina, le indico que si necesita saber mas que se ponga en contacto con su médico de cabecera para que le ofrezca las alternativas disponibles.

Estrategias de motivación:
Aunque al dejar de fumar los beneficios son realmente importantes, tampoco es desdeñable el grado de compromiso que requiere. Debido a gran variedad de razones, los pacientes aplazarán la decisión de abandonar el hábito o simplemente no podrán comprometerse.
 Las estrategias de motivación para dejar de fumar incluyen conceptos tales como relevancia, riesgos, recompensas y repeticiones.
La información que se proporciona al paciente debe estar relacionada con su patología, sus preocupaciones acerca de la salud y su situación social.
Deben remarcarse los riesgos agudos y a largo plazo en el paciente, y los riesgos ambientales hacia terceros. Deben enfatizarse ante el paciente las recompensas, como la mejora de su salud, el ahorro, el aumento de la sensación de bienestar, la mejora de la salud de su cónyuge y de sus hijos, la libertad frente a la adicción y otras recompensas específicas. Las estrategias de motivación se deben repetir en cada visita de seguimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...