loading...

martes, 10 de septiembre de 2019

Medidas de rehidratación en gastroenteritis

Mantenimiento del equilibrio hidroelectrolítico.

Los niños con buen estado general, bien hidratados, en los que se han descartado las causas graves y que, por lo tanto, no necesitan cuidados específicos pueden tratarse en casa teniendo como principal objetivo evitar la deshidratación.

Es aconsejable utilizar pautas por escrito que ayuden a los padres:

 – Se ofrecerán pequeñas cantidades y frecuentes de líquidos azucarados (zumos, agua, leche) o de soluciones de rehidratación comercializadas, aproximadamente, una cucharada cada 5 minutos aumentando la frecuencia paulatinamente.

 – Si el niño sigue vomitando, se puede esperar una hora –en niños mayores incluso más tiempo– sin tomar nada y después se reiniciará la tolerancia. 

– No se deben usar soluciones caseras (limonada alcalina) ya que existen frecuentes errores en la preparación que pueden tener consecuencias graves.

 – Cuando el paciente tolere el líquido se le ofrecerá comida –tomas frecuentes y pequeñas–
- Nunca se le forzará a comer.

Otras medidas terapéuticas
Líquidos y electrolitos
  • Todos los pacientes con diarrea precisan tratamiento con líquidos y electrolitos. En los casos de deshidratación leve-moderada la rehidratación debe realizarse preferentemente por vía oral.
  • Los casos de deshidratación moderada precisarán SRO y medicación antiemética si es necesario para disminuir los vómitos y mejorar la tolerancia.
  • Los pacientes que no respondan a rehidratación oral y antiemético y aquellos con deshidratación grave (shock clínico, acidosis grave o >10%) precisarán ingreso y rehidratación IV.
  • La rehidratación enteral con sonda nasogástrica debe considerarse cuando la rehidratación oral no sea posible por delante de la rehidratación IV o cuando el acceso IV es imposible.
Dieta
  • No es necesaria la restricción dietética inicialmente; proponer una dieta astringente (plátano, arroz, manzana, etc.) no ha sido estudiado y, por tanto, no se recomienda.
  • En los lactantes se debe mantener la lactancia materna, e intentar mantener la fórmula artificial o alimentación complementaria habitual  . No se recomienda la dilución de la fórmula artificial o la reintroducción gradual de los alimentos.
  • La introducción de alimentos no debe retrasarse más de 4-6 horas tras el inicio de la rehidratación. No se recomiendan bebidas azucaradas (zumos, refrescos, etc.).
  • No está indicada inicialmente la retirada de la lactosa excepto en los casos en que la clínica sea muy sugerente de intolerancia, la diarrea se prolongue más de 14 días (aunque puede considerarse a partir de los 7 días). No hay datos acerca del beneficio de las fórmulas de soja o los hidrolizados de proteínas con respecto a la leche de vaca o la fórmula láctea infantil habitual, y por tanto no se recomienda el cambio de las mismas durante la GEA, incluso en los lactantes menores de 2 meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...