NOTICIAS

loading...

jueves, 18 de enero de 2018

La importancia de los lácteos en edad infantil

Recomendación diaria de consumo de lácteos.Los niños deben tomar de 2 a 3 raciones diarias de lácteos al día, y los adolescentes, de 3 a 4.
La leche y los lácteos representan uno de los grupos nutricionales más importantes en todas las etapas de la vida y sobre todo en la infancia, por ser alimentos completos y equilibrados. Son ricos y variados en nutrientes entre los que figuran el calcio y las vitaminas, que ayudan al desarrollo óptimo del niño. Con el crecimiento, la alimentación de los menores tiende a diversificarse pero es recomendable que el consumo de lácteos continúe en el resto de las etapas, debido a los beneficios que aportan a la salud.
Entre los nutrientes que contienen los lácteos, se encuentran las proteínas, que cubren las necesidades de aminoácidos del ser humano, los lípidos, que digieren más de 200 ácidos grasos distintos, o los carbohidratos que proporcionan energía. Estos tres subgrupos pertenecen a los macronutrientes.

La leche es también fuente de micronutrientes como el calcio, que se encarga de ayudar en la mineralización del hueso y cuya ingesta mínima diaria debe ser de 800 gramos, es decir, dos vasos de leche aproximadamente. Además del calcio, la leche contiene potasio y magnesio, que pueden disminuir el riesgo cardiovascular, y vitaminas, sobre todo del complejo B, presentes tanto en la leche como en los yogures.
Las últimas encuestas de InLac, organización interprofesional láctea que engloba tanto a la rama de producción láctea como a la transformadora, revelan que al 99 por ciento de los niños les gusta consumir leche y lácteos pero el 40 por ciento consume sólo una o dos raciones al día, mientras que la ingesta recomendable es de tres o cuatro raciones al día según recoge el informe de la organización.
Para aumentar la concienciación de madres y niños sobre el consumo de lácteos, InLac, junto con el Ministerio de Agricultura, ha puesto en marcha la campaña Lácteos de aquí cada día, tanto para niños como adolescentes, a quienes las proteínas de la leche ayudan en  laregulación del peso corporal y proporciona el calcio necesario para adquirir una masa ósea adecuada.
Los beneficios de los lácteos en la infancia son los siguientes:
  • Protegen y fortalecen los huesos gracias al calcio que contienen, por lo que contribuyen a un crecimiento óptimo tanto en la etapa de la infancia como en la de la adolescencia.Además, el calcio ayuda a absorber los minerales que componen la dieta de cada día.
     
  • Aumentan los niveles energéticos: Contienen carbohidratos como la lactosa, que proporciona al organismo el 60 por ciento del total de energía que una buena dieta debería proporcionar.
     
  • Contribuyen a aumentar la  masa muscular: Los lácteos en todas sus variedades impiden que se degraden las proteínas de los músculos, por lo que fortalecen la masa muscular.
     
  • Un consumo regular de lácteos ayuda a controlar el peso: el calcio de la leche y todas sus variantes puede controlar las grasas corporales y, al mismo tiempo, ayuda a mantener el peso. Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. Los niños obesos o con sobrepeso tienden además a seguir siéndolo en la edad adulta y sufren el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes.
     
  • Disminuyen el riesgo de padecer problemas cardiovasculares: la ingesta continuada de lácteos ayuda a mejorar el metabolismo de los lípidos que entran en el organismo, sobre todo grasas animales que están muy presentes en la dieta. De esta manera  fortalece al sistema frente a otras enfermedades como hipertensión arterial e hipercolesterolemia y, a su vez, disminuye el riesgo de sufrir infartos u otras enfermedades cardiovasculares.
     
  • Proporcionan equilibrio nutricional: la gran variedad de productos lácteos que permiten incluirse en dietas variadas, proporcionan un perfecto equilibrio nutricional. 
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario