NOTICIAS

loading...

viernes, 1 de julio de 2016

Lactancia materna, ¿cómo facilitar el éxito a las mamás recién estrenadas?

lactancia materna, dar el pecho, bebe con hambre, leche materna, como doy el pecho
La lactancia materna suele generar muchas dudas a la mamá recién estrenada, vivimos en un mundo muy racional, tenemos los instintos un poco atrofiados y la lactancia materna para que funcione bien y sea un éxito necesita su buena dosis de instinto.

La duda de no saber exactamente la cantidad de leche que en bebé ingiere, inquieta y genera dudas. No sé si tengo suficiente leche, es la duda habitual. Cuando la alternativa es el biberón de lactancia artificial en el que: la mamá, el papá  y “resto de la familia” sabe con exactitud lo que toma el bebé, (parece que todos se quedan tranquilos con que el bebé tome una determinada cantidad de leche que todos pueden visualizar). Esta tranquilidad provoca que entonces, no se valoren y se banalicen los múltiples beneficios que la lactancia materna tiene  tanto para la madre como para el niño.
Por tanto, los nuevos padres necesitan el soporte de los profesionales de la salud, en este caso de los pediatras, para que les tranquilicen y les aseguren que su hijo está bien y va creciendo de forma adecuada.

Ante todo deben evitarse comparaciones, son frecuentes los comentarios del tipo: “ha tomado 250“, “tras comer duerme 4 horas seguidas”, “se le nota satisfecho y lleno” y las primerizas que amamantan a su hijo con leche materna ven como repite toma cada hora, que si se extraen leche y se la dan en biberón no toma más de 90 ml, que su bebé suele estar inquieto al poco de mamar. Pero las dos situaciones son normales ya que la ingesta en biberón resulta mucho más fácil para el bebé y suele tomar más cantidad en cada toma. La succión mientras mama, requiere mayor esfuerzo por parte del recién nacido que se cansa y se duerme, se vuelve a despertar al poco tiempo para repetir la toma. Si a ello le sumamos la situación agradable de estar en brazos acurrucado junto a su madre siempre querrá mantener esta posición más y más.

Es engorroso saber cuánta leche materna toma un bebé en cada toma (se podría pesar antes y después de la misma) por lo que hay que usar el instinto y estar pendiente de las señales que va enviando el recién nacido. No es recomendable fijar horarios, es conveniente que el niño lacte bien despierto, intentar que realice una buena succión medio dormido o cansado por el solo hecho de que es tal hora es motivo de fracaso en la lactancia. Dar pecho a demanda del recién nacido es la recomendación habitual aunque eso suponga amamantar cada 2 horas o incluso menos. Por tanto, en sus primeros días las tomas pueden llegar a ser 10 o más diarias y poco a poco ya las ira alargando. Que pida tan a menudo no quiere decir que la leche de su madre no sea buena (otra de las grandes dudas de las mamás primerizas).

Lactancia materna: cosas a tener en cuenta
Si el bebé mama con esa frecuencia (hasta 10 o más al día), se estará alimentando adecuadamente, pero en algunas ocasiones quizás esto no ocurra y deben vigilarse las siguientes señales:
  1. Tras cada toma los pechos deben quedar “vacíos”, suaves, pues el pequeño ha tomado toda la leche que tenían. El bebé debe quedarse relajado tras la toma, las manos abiertas y algo somnoliento.
  2. Frecuencia de la orina. Los primeros días de vida, mientras toma el calostro o primera lecha materna, llenará uno o dos pañales. Tras la bajada de la leche mojará de seis a ocho pañales diarios.
  3. Sus primeras deposiciones: al principio manchará 3 pañales al día con caca oscura (meconio) y tras unos días se volverá de color amarillo con grumos blancos, la frecuencia varía en cada bebé, pero lo habitual es ensuciar un poco tras cada toma.
  4. Vigilar el peso: los bebés pierden peso en los primeros días. Pueden llegar a perder el 10% de su peso al nacer que lo recuperan antes de los 15 días de vida y a partir de entonces suben de peso con regularidad, un mínimo de 150gr a la semana con lactancia materna, es señal de que se está alimentando bien.
La leche materna es el alimento ideal, como para todos los mamíferos lo mejor es la leche de tu propia especie. La lactancia materna puede mantenerse de forma exclusiva hasta los seis meses, a partir de entonces, el bebé necesita el aporte de otros alimentos, pero la lactancia se puede y se aconseja mantener por un periodo más largo. Es una opción personal de cada madre decidir cuánto tiempo amamantar, las recomendaciones actuales de los expertos es continuarla hasta los 2 años, pero son eso, una recomendación y la mujer debe sentirse libre para decidir la opción más adecuada para ella y su hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario