NOTICIAS

loading...

lunes, 2 de enero de 2017

Siete alimentos que no engordan y de los que puedes comer lo que quieras

Si para ti ponerse a dieta se traduce en hacer ejercicio, comer menos y abandonar el dulce, estás equivocado. Claramente tendrás que moverte, mantener una alimentación saludable y recortar un poco tus raciones, pero no tienes por qué dejar de saborear alguna que otra chuchería que te endulce el día, siempre y cuando sea natural.
Además, ahora que se acercan esas fechas tan señaladas, que diría aquel, a todos nos va a apetecer llevarnos un dulce a la boca. Pero si no quieres hincharte a mazapanes, roscón de reyes y turrones y quieres tomar algún postre, tienes que consumir azúcar con cabeza.

“Eliminar el azúcar de nuestra dieta es la última moda, pero si dejamos de tomar frutas dulces estaremos haciendo un flaco favor a nuestro régimen”, advierteJordan Davidson en 'Rodale’s Organic Life'. Además de aportarnos gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, nos mantienen hidratados y nos proporcionan fibra, lo que ayudará a mantenernos saciados durante más horas y evitar picar entre horas. Estos dulces naturales puede ser el mejor aperitivo para acompañar tu dieta, pero opta por los alimentos más sanos que puedes encontrar en el mercado, algunos tan comunes como estos.

1. Fresas


(Corbis)
(Corbis)
Una de las mejores opciones para darnos un capricho dulce sin (apenas) azúcar. Unos 100 gramos de fresas apenas tienen siete gramos de azúcar y nos proporcionan un importante chute de vitamina C (casi la cantidad diaria recomendada). Además, es una fruta con una alta capacidad antioxidante y, según un estudio elaborado por la Universidad Politécnica delle Marche junto con investigadores de las universidades de Salamanca, Granada y Sevilla, demostró que además puede ayudar a reducir el colesterol.

2. Pomelo


(iStock)
(iStock)
Con su sabor amargo no te extrañará saber que una pieza de este cítrico apenas contiene 8 gramos de azúcar. Quizás por esta cualidad, desde hace algún tiempo se ha convertido en una de las principales frutas quemagrasas. El pomelo, al igual que el resto de cítricos, son potentes antioxidantes gracias a su alto contenido en vitamina C, pero además destaca que es agua en un 90% lo que hace que aún llenándonos y saciando nuestro apetito, apenas suponen una carga calórica para nuestro metabolismo.

3. Aguacates


(Corbis)
(Corbis)
Uno de los superalimentos de los que más se habla en los últimos tiempos. Sí, oficialmente no es una fruta, pero sacian nuestro apetito y nos aportan gran cantidad de nutrientes imprescindibles, incluidos azúcares (poco más de un gramo por cada pieza). Destacan por su alto contenido en fibra y grasas saludables. Cierto es que son una de las frutas más calóricas, pero dado su enorme poder saciante, se trata de uno de los alimentos más recomendables cuando pretendemos adelgazar.
Además, ayuda a combatir la artritis gracias a la gran cantidad de magnesio que contiene y al boro, que afecta a la forma en la que el cuerpo asimila otros minerales como el magnesio o el fósforo, lo que puede ayudar a frenar los síntomas de algunos tipos de artritis como la osteoartritis.

4. Frutos del bosque


(Corbis)
(Corbis)
Pese a su increíble sabor dulce, las frambuesas y las moras, que, generalmente y a falta de los arándanos, conforman el combo conocido como frutos del bosque, son sorprendentemente bajos en azúcar: 100 gramos de contienen unos cinco y siete gramos de azúcar, respectivamente, y sus ocho gramos de fibra la convierten en frutas con mayor capacidad para dejarnos saciados que otras más comunes.

5. Manzanas


(iStock)
(iStock)
Un dulce refrescante, especialmente recomendado para las personas que padecendiabetes por su bajo índice glucémico, bajo en calorías y disponible en fruterías durante todo el año. Ojo con un detalle: mientras una manzana mediana contiene sólo 19 gramos de azúcar, un vaso de zumo puede tener alrededor de 24 gramos. No sólo eso: al exprimir la fruta se conservan la mayor parte de sus nutrientes que en la pieza original pero se elimina la mayor parte de la fibra, por lo que resulta menos saludable que comérnosla en su formato normal.

6. Melocotones


(iStock)
(iStock)
Jugoso, sabroso y dulce, un melocotón contiene apenas unos 13 gramos de azúcar. Es bastante más común encontrarlos en las fruterías en los meses de primavera y verano (sobre todo entre mayo y septiembre). La principal virtud de los melocotones es que son ricos en carotenos –relacionados directamente con la reducción de las posibilidades de desarrollar algunos tipos de cáncer como el de colon–, están llenos de propiedades antioxidantes y ayudan a mantener en buen estado nuestra visión, piel e incluso dientes y encías.

7. Naranjas


(iStock)
(iStock)
Por mucho que te guste acompañar tu desayuno con un vaso de zumo de esta fruta, como ocurría con las manzanas, es más saludable comernos las naranjas enteras que exprimirlas. Una naranja estándar tiene cerca de 12 gramos de azúcar y sólo con una pieza conseguimos unos 83 gramos gramos de vitamina C, nada más y nada menos que la cantidad diaria recomendada (unos 90 gramos para hombres adultos y 75 para mujeres). Eso sí, aunque se lleve toda la fama, en realidad otras frutas como el kiwi o las guayabas nos aportan todavía más cantidad de vitamina C, 93 y 228 gramos por cada 100 gramos, respectivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario