NOTICIAS

loading...

martes, 23 de mayo de 2017

Motivos para ir a urgencias durante el embarazo

Mujer embarazada en la consulta del médico.Ante la duda es preferible acudir al médico.
La mayoría de los embarazos transcurren sin riesgo y siguen un curso normal. Sin embargo, hay situaciones y signos que pueden alarmar a los padres, por lo que, ante la duda, los expertos recomiendan dejar de lado los miedos o la vergüenza por estar precipitándose y acudir al médico para que resuelva sus dudas.
Sin embargo, hay situaciones en las que es necesario ir a urgencias siempre que ocurran y que conviene que conozcan los padres, tal y como señala Sofía Fournier, ginecóloga especialista en obstetricia de alto riesgo y medicina fetal, en Las 100 preguntas del embarazo, libro editado por Avène. Así, la experta señala que en cualquier momento de la gestación quereciban de forma accidental un golpe fuerte o una contusión en el abdomen, cuando tengan fiebre y superen los 38º, existan molestias al orinar, haya cambios en el flujo vaginal (el flujo moleste, provoque dolor o sea muy abundante) o las varices sean muy dolorosas y las hemorroides molesten. Además, Fournier insiste en que hay que ir “si ocurre cualquier cosa que os haría acudir a Urgencias sin estar embarazadas: torceduras de tobillo, picaduras raras de insectos, etc.”.
La especialista indica por trimestres situaciones en las que también habría que ir:

Primer trimestre
 

  • Si hay sangrado vaginal: la existencia de pequeñas pérdidas rosadas o marrones pueden ser normales en las semanas iniciales del embarazo. Sin embargo, si la cantidad es similar a una regla convendría ir a urgencias.
     
  • Ante dolor intenso en el bajo vientre. En los tres primeros meses es muy frecuente que haya dolores similares a los de la regla, por lo que en esos casos no hay que alarmarse.
     
  • Ante presencia de náuseas y vómitos que impiden una ingesta de líquidos o alimentos durante más de doce horas.
     

Segundo trimestre
 

  • Dolor abdominal similar a una regla intensa o a un retortijón, que se produce con una cadencia muy marcada (cada 20 minutos, por ejemplo) y que no mejora aunque la embarazada esté en reposo.
     
  • Dolor difuso e intenso en toda la barriga, que no cambia de intensidad, pero que es sordo y continuo.
     
  • Si hay un cambio sustancial en el patrón de movimientos del bebé o la madre no nota movimientos durante un largo periodo de tiempo. “Lo primero es no ponerse nerviosa, comer algo y esperar unos diez minutos para ver la reacción del bebé”, recomienda la especialista.
     
  • En casos de sangrado vaginal en cantidad similar a una regla o exista sensación de pérdida de líquido.
     

Tercer trimestre
 

  • Ante un dolor de cabeza intenso.
     
  • Si hay un aumento de peso de forma muy brusca, generalmente acompañado de hinchazón importante de piernas y tobillos.
     
  • Picor intenso en la piel, predominantemente en las manos y los pies, y que se acentúa por la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario