NOTICIAS

loading...

lunes, 18 de septiembre de 2017

5 poderosos argumentos para decirle sí a las vacunas

Aunque desde hace más de 100 años, científicos investigan y producen vacunas que ayudan a prevenir enfermedades en niños, adolescentes y adultos; seguimos encontrando que uno de los mitos que subsiste es que las vacunas son exclusivas para los pequeños, idea falsa, ya que tienen numerosos beneficios.

Hoy la primera vacuna se debe suministrar al nacimiento y la última en la senectud, esto es, durante toda nuestra vida nos debemos aplicar diferentes vacunas, ya que la vacunación es la mejor estrategia para prevenir enfermedades y evitar fallecimientos.

Beneficios de las vacunas


Ante la percepción errónea sobre las vacunas, es importante reconocer cinco razones importantes por las que los adultos debemos vacunarnos:

1. Las vacunas aplicadas en la infancia no son para toda la vida. Se piensa que lasvacunas que se pusieron de niños nos protegerán para el resto de nuestros días pero la inmunidad disminuye con el tiempo y las personas se vuelven más susceptibles a enfermedades como la gripeneumoníaherpes zóster, entre otras.

2. Llegan nuevas vacunas, algunas no existían cuando muchos adultos eran niños. Nuevas vacunas que se han desarrollado para la prevención de enfermedades que hasta hace poco eran consideradas no prevenibles como el cáncer cervicouterino herpes zóster.

Se han mejorado vacunas contra enfermedades que hoy consideramos poco frecuentes, como la tosferina, el sarampión o las paperas; y se están desarrollando muchas otras vacunas que en el futuro tendremos la oportunidad de utilizar para prevenir enfermedades infecciosas.

3. Existen enfermedades graves que aún son comunes en el mundo. Cada año miles de adultos sufren problemas graves de salud, algunas personas son hospitalizadas incluso algunas mueren de padecimientos que son prevenibles por vacunación.

Tenemos que tener presente que los adultos pueden estar en riesgo de estas enfermedades debido a su condiciones de trabajo, estilo de vida, de viaje, o simplemente de salud.

4. Por inmunidad comunitaria. Cuando la mayor parte de una comunidad está vacunada contra una enfermedad contagiosa, es menos probable que pueda haber un brote o epidemia ya que la gran mayoría de las personas están protegidas.

Incluso aquellos que no pueden recibir determinadas vacunas -como embarazadas o personas inmunosuprimidas- están protegidas, ya que una persona con una enfermedad contagiosa no podría propagar la enfermedad en una comunidad protegida por la vacunación.

5. La falta de prevención trae consigo, el deterioro de la salud y de la calidad de vida por las enfermedades infecciosas; pago de medicamentos y honorarios de médicos, ausencias laborales o escolares (en el caso de la gripe, se estiman 4,5 días en la recuperación de la persona enferma), así como el cuidado del enfermo.

Estos factores se ven reflejados en la economía familiar, comunitaria y del país. Estar vacunado es la mejor protección contra muchas enfermedades graves y el mejor aliado para la economía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario