loading...

jueves, 17 de septiembre de 2020

¿Duele ponerse una corona dental?

A los tratamientos odontológicos se los relaciona inevitablemente con el dolor, porque 30 años atrás, en el siglo pasado, no se contaba con la tecnología y los elementos anestésicos que están disponibles hoy en día. La colocación de un implante dental no es la excepción a este pensamiento erróneo. Pero por suerte la ciencia avanzó mucho y hoy en día se puede decir que colocar implantes dentales es indoloro.

Por este motivo, para terminar con esta idea que atemoriza no sólo a chicos sino también a adultos, se darán algunos detalles del procedimiento de colocación de implantes dentales para responder a la tan temida pregunta ¿Duele la colocación de implantes?



La colocación de implantes: un proceso indoloro

El proceso de colocar implantes dentales es completamente indoloro, no duele para nada. De hecho causa menos dolor que una ordinaria extracción de muelas. Consiste en una intervención quirúrgica mínima y usted tendría su corona dental en un día.

¿Cuándo se requiere de una corona dental?

Una corona puede ser requerida ante las siguientes situaciones:

Cuando existe fractura de un diente.

Cuando se presenta desgaste dental.

Cuando hay poca resistencia en el esmalte.

Falta de una pieza dental.

En apoyo a los puentes dentales.

Para recubrir un implante dental.

Para recubrir dientes decolorados.

Aspectos a tener en cuenta:

-En primer término, es importante aclarar que antes de la colocación de los implantes puede ocurrir que un paciente requiera de alguna intervención dental previa por presentar algún problema anterior, tal como el tener que retirar un diente natural que ya no es posible recuperar o presentar un reducido hueso maxilar que no permita colocar los implantes. Estas intervenciones también suelen ser indoloras.

-En este sentido, cuando la boca del paciente está lista para recibir los implantes, el odontólogo, en su consultorio, colocará anestesia local en la zona específica donde se introducirá el implante. Muy rara vez un paciente reciba anestesia total, pero en algunos casos se puede realizar.

La creciente demanda estética por parte de la sociedad y la mejora tecnológica motivada por la implementación de los procesos CAD-CAM (diseño y fabricación guiada por ordenador) ha permitido limitar el tiempo necesario en clínica para la realización de todo tipo de restauraciones protésicas.

Una de las principales ventajas que se ofrecen en clínicas como la valencianas MÜLLER, es que al trabajar con CEREC, es limitar el tiempo clínico y reducir el coste de producción. Esto se debe, en gran medida, a que la incómoda fase de provisionalización es eliminada, y a que el uso de escáneres intraorales permite obtener imágenes tridimensionales que facilitan la comunicación entre profesionales, reduciendo el tiempo necesario para la fabricación de la restauración con el fin de conseguir restauraciones parciales o totales que nos faciliten ser fieles a nuestro objetivo: devolver la función y estética de las sonrisas a nuestros pacientes.


Molestias luego de la colocación de implantes dentales

Puede ocurrir que una vez que se colocan los implantes, el paciente sufra algún tipo de molestias en su boca. Por supuesto, esto no es una constante, no todas las personas padecen incomodidades porque no todos asimilan de la misma manera una intervención. De todas formas, el odontólogo  seguramente recetará analgésicos y antibióticos para apaciguar posibles dolores.


Entre las incomodidades más frecuentes que pueden padecerse se encuentran:

1. Ligeras molestias en el lugar de los implantes.

2. Hematomas en la piel y en las encías, específicamente en las zonas donde se llevaron a cabo los implantes.

3. Sangrados mínimos.

4. Sensibilidad en los dientes o en las encías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...