NOTICIAS

loading...

miércoles, 23 de marzo de 2016

Fiebre en la Infancia


Fiebre en la Infancia



Revisado por: 

Pediatría

Descripción: 

¿Qué es la fiebre?
Es una elevación de la temperatura corporal por encima de los límites establecidos como normales.
En condiciones normales la temperatura corporal en los niños de hasta 6 años, puede variar, según día, hora, ambiente… entre 1º y 2º C.
Se considera fiebre, por encima de 38 º C en el recto o 37.5º en la axila.
¿Tiene el niño fiebre? ¿Cómo puedo saber si un niño tiene fiebre?
La sensación al tocarle, la aceleración de los latidos del corazón, la respiración se hace más rápida, se enrojecen las mejillas, muestra cambios en la actividad o en el carácter… Pero la forma más eficaz es medir la temperatura con un termómetro.  
Es preferible usar termómetros digitales, porque son fáciles de leer, los más fiables y no contienen materiales contaminantes. Se aconseja colocarlo en el recto (2 minutos), sobre todo en los menores de 2 años; en mayores de esa edad, se acepta la medición en la axila (4 minutos).
Los termómetros de mercurio, de oído, de tira plástica o de chupete, por razones diversas, no están recomendados.
¿Cual es la función de la fiebre?
Es una parte importante en la defensa del cuerpo, elevar la temperatura da ventaja ante la mayoría de los gérmenes, que en los seres humanos, crecen mejor alrededor de 37º C.
Además la fiebre activa nuestro sistema inmunitario, creando más glóbulos blancos, anticuerpos y otros agentes que luchan contra la infección.
¿Cual es la causa?
La causa más frecuente, sobre todo en la infancia, son las infecciones.
Otras causas pueden ser: las emociones fuertes, la temperatura ambiente alta y húmeda, arropamiento excesivo, golpes de calor o insolación, intoxicaciones…
¿Siempre hay que tratar la fiebre?
No siempre hay que hacerlo. La subida de temperatura indica que el cuerpo está combatiendo la enfermedad.
En general, hay que tratar el malestar que genera la fiebre. Existe acuerdo médico sobre comenzar a tratar la fiebre a partir de 38.9º C rectal (o 38.5º C axilar).
En caso de padecer alguna enfermedad grave que afecte a corazón, bronquios/pulmón o sistema nervioso, hay que tratarla antes, en cuanto empiece.
¿Cómo se trata la fiebre?
Si no es muy elevada y el niño no siente mucha incomodidad, bastará con aplicar medidas físicas: quitar el exceso de ropa, bañar en agua tibia (nunca fría, que produciría más malestar), ofrecer líquidos abundantes, disminuir la actividad física, y procurar que la temperatura ambiente sea neutra (aproximadamente 22º C). Las friegas con alcohol o colonia no se recomiendan en ningún caso.
Si la fiebre es alta y persistente, se deben administrar antitérmicos. Los recomendados son:
- paracetamol oral o rectal, cada 4-6 h.
- ibuprofeno oral, cada 6-8 h.
Se recomienda comenzar con el paracetamol, porque suele ser bien tolerado, tiene pocos efectos secundarios y se puede administrar con frecuencia. La dosis depende del peso, como regla general, el peso dividido entre 6 (por ejemplo: niño de 15 Kg.= 2.5 ml.) cada 4-6 horas, sin sobrepasar 5 tomas al día. Se puede administrar a cualquier edad.
El ibuprofeno solo se podrá utilizar en niños a partir de los 6 meses, y su dosis, como regla general, es el peso de niño dividido entre 3 (por ejemplo: niño de 15 Kg:= 5 ml.) cada 6-8 h.
No está justificado alternar dos antitérmicos, ya que hay más riesgo de intoxicación, excepto en casos puntuales recomendados por el médico.
El ácido acetil-salicílico (aspirina) no se debe utilizar en menores de 15 años para tratar la fiebre.
¿Qué precaución se deben de seguir con los antitérmicos?
El ibuprofeno no se debe utilizar en caso de vómitos reiterados.
La medicación antitérmica no es inofensiva. Se debe evitar que los niños piensen que son una golosina, déjelos fuera de su alcance.
Si el niño vomita tras dar la medicación, antes de 10-15 minutos, habitualmente pensaremos que la absorción ha sido baja, por lo que debemos volver a administrarla. Igualmente, si se ha dado por vía rectal y ha expulsado el supositorio entero.

Free image courtesy of FreeDigitalPhotos.net
¿Hay que dar antibióticos para la fiebre?  Los antibióticos no son medicamentos para bajar la fiebre. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos en niños, la fiebre es producida por infecciones virales, que no responden al tratamiento con antibióticos. Nunca hay que dar antibióticos si no han sido indicados por su médico, ya que el uso inadecuado de éstos, hace que los gérmenes se hagan resistentes y sea más difícil tratarlos.
¿Cuales son los riesgos y posibles complicaciones de la fiebre?  Las complicaciones, cuando existen, se deben a la enfermedad causante, no a la fiebre en sí. En los bebés, la fiebre prolongada puede favorecer la aparición de deshidratación, sobre todo, si se acompaña de falta de aporte de líquidos o aumento de pérdidas (vómitos o diarrea).
¿La fiebre produce convulsiones?  No. Las convulsiones febriles solo se producen en un pequeño porcentaje de niños que tienen predisposición a ellas. La fiebre por sí sola, no es causa de daño cerebral ni de otro tipo.
¿Cúanto tiempo suele durar la fiebre?  En general, los procesos febriles en la infancia son autolimitados, en la mayoría de los casos, entre 3 y 7 días,dependiendo del proceso que la provoque.
¿La fiebre es contagiosa?  La fiebre en sí misma no es contagiosa, es sólo un síntoma. Ahora bien, puede ser causada por una enfermedad infecciosa que sí puede ser causa de contagio.
¿Cúando se debe consultar con el pediatra?
  • Si aparecen manchas en la piel
  • En menores de 3 meses
  • Si dura más de 24-48 h. en menores de 2 años
  • Si dura más de 48-72 h. en mayores de 2 años
  • Si rechaza totalmente la toma de alimentos o líquidos
  • Si deja de orinar o la orina es muy escasa
  • Si presenta decaimiento o mal estado general a pesar de bajar la fiebre
¿Cuándo se debe acudir a urgencias?
Cuando aparezca alguno de estos signos, no siempre quiere decir que vaya a tener una enfermedad grave, pero es conveniente que la valoración médica se haga cuanto antes, acudiendo a Urgencias de su Centro de Salud u Hospital:
  • Temperatura superior a 40º C rectal
  • Fiebre alta y alguna enfermedad crónica grave ( malformación del corazón, inmunodeficiencia, cáncer en tratamiento quimioterápico)
  • Rigidez de nuca o dificultad para mover el cuello
  • Convulsiones
  • Manchas de aparición reciente, de color rojo oscuro o morado, que no desaparecen al estirar la piel de alrededor.
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para mantenerle despierto.
EXPERIENCIA ENFERMERA:
-Quitar ropa
. Baño de agua templada 15 minutos mínimos
.Antitérmicos
. Paños de agua templada en axilas y debajo de rodillas cambiandose rigurosamente cada 10 minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario