loading...

lunes, 14 de junio de 2021

Cómo curar las úlceras bucales y evitar que se produzcan

 Si bien es cierto que hay úlceras mucho más graves, las bucales resultan bastante molestas. Dificultades para beber, comer e incluso hablar son experimentadas hasta que no se curan por completo. Afortunadamente existen diversas vías para curarlas, detallando a continuación una de las consideradas como más efectivas.


Gel oral con ácido hialurónico


Por todos es sabido que las úlceras bucales tardan un tiempo en curarse. No es cuestión de un par de días. Así pues, es de agradecer que durante el transcurso de ese período no sufras dolores. De ambas acciones se encarga Aftamed Gel Oral.


Si quieres saber mas sobre este producto puedes preguntarle a tu farmacéutico de confianza, aunque en resumidas cuentas es un tratamiento que alivia de manera instantánea el dolor provocado por las úlceras bucales.


Gracias a la película protectora, acciones como masticar no van perjudicando la úlcera surgida. A diferencia de otros métodos, la curación es acelerada. Es decir, tiene lugar en una menor cantidad de días.






Prevención


Tras curar la úlcera bucal con Aftamed Gel Oral, conviene que pongas en práctica una serie de claves que te ayudarán a no tener que pasar otra vez por este proceso.


La primera recomendación para prevenir la aparición de estas úlceras en la boca se resume en evitar aquellos alimentos demasiado ácidos o con un alto nivel de picante. Su ingesta esporádica no afecta a la aparición de las conocidas también como aftas bucales, pero sí lo hace en caso de consumirlos habitualmente.


Continuando con lo referente a la alimentación, es esencial que la misma sea equilibrada. Ciertas sustancias pueden ayudar a una prevención, ejemplificándolo aquellas conocidas como ácido fólico y riboflavina. A día de hoy son numerosos los alimentos que incluyen dichos micronutrientes de forma natural, aconsejando los expertos añadirlos a tu propia dieta.


Finalmente no puede pasarse por alto otra recomendación que es clave para impedir que en un futuro vuelvan a surgir más úlceras en tu boca. Hablamos de procurar por una buena higiene de la zona. Para tal fin no basta con cepillarse los dientes tras cada comida, indistintamente de si lo haces con un producto convencional o uno eléctrico.


A su vez, una clave fundamental consiste en emplear un irrigador, así como hilo dental. No te olvides de la lengua: dispones de rascadores que eliminan las bacterias allí presentes. Por supuesto, usa un buen colutorio. Todo ello contribuirá a que no vuelvas a sufrir los dolores de una afta bucal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...