loading...

martes, 27 de octubre de 2020

Ejemplo de Plan de Cuidados enfermeros: Hipospadias

 

CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL TRATAMIENTO DE EL HIPOSPADIA



DEFINICIÓN


El Hipospadias es una malformación congénita del pene y de la uretra, debido a un desarrollo incompleto de la misma, en la que el meato urinario desemboca anórmalmente en la superficie ventral del pene, el escroto o el periné.

A menudo se asocia a una incurvación más o menos grave del pene, debido a la existencia de unas bandas de tejido fibroso subcutáneo.

Por regla general, cuanto más bajo se halla situado el meato, mayor es el grado de acortamiento e incurvación del pene.


ETIOLOGÍA


El hipospadias es una afección congénita multifactorial, lo que significa que está presente cuando nace el bebé.

Las causas suelen ser genéticas, madres con sobrepeso, madres expuesta a sustancias químicas, tabaco, alcohol,etc.


TRATAMIENTO


Hay que realizar tratamiento quirúrgico a estos pacientes incluso en los casos de Hipospadias más dístales.

Como todas las malformaciones genitales genera mucha ansiedad en la familia y en le propio niño, incluso en las primeras etapas de su vida.


En la Hipospadias proximal hace que tenga que orinar sentado.

En la Hipospadias distal el chorro sale con menos fuerza y dirigido hacia abajo en vez de hacia delante.

Pasada la primera infancia cuando se da cuenta de su malformación aparecen problemas importantes:

Introversión

Timidez

Baja autoestima.


La edad ideal es entre los 2 y los 4 años, época en que los niños suelen alcanzar la continencia urinaria y el postoperatorio sin pañales es más confortable.


OBJETIVOS


Todo tratamiento quirúrgico del Hipospadias, debe alcanzar los siguientes objetivos:

Conseguir un pene enderezado

Uretra regular y de calibre adecuado

Localización del meato en la punta del glande.

Aspecto estético aceptable.

Mínimas molestias quirúrgicas.

Y alcanzar un nivel de complicaciones cercano al 0 %.

Todo ello debe ir encaminado a que el paciente pueda realizar micciones normales y tener en su día

relaciones sexuales lo más satisfactorias posibles.


VALORACIÓN CLÍNICA


Estudios analíticos

Como en todo paciente que va a ser intervenido es necesaria una analítica de rutina. En algunos casos de importancia se añadirá una serie de parámetros más específicos, como estudios hormonales, cariotipo, etc.


Estudios radiológicos e instrumentales.

Se realizara una ecografía abdominal de rutina, si es patológica añadiremos una urografía intravenosa o una CUMS.



FASE PREOPERATORIA


El niño pequeño que ingresa en un centro hospitalario para ser intervenido no entiende su situación, debemos contar con un equipo de enfermería con experiencia en el trato con los pequeños y con conocimientos de las características especiales de estas técnicas quirúrgicas.


Al igual que a todo paciente pediátrico que vaya a quirófano el equipo de enfermería realiza siempre las mismas acciones:


  • Canalización de catéter venoso periférico.

  • Realización de PCR. Es necesario que sea negativo en COVID 19 para entrar en quirófano y planta de hospitalización.

  • Valoración de enfermería para conocer las necesidades del niños y así poder establecer un plan de cuidados individualizado.

  • Información a los padres de todo los que va a acontecer desde el ingreso en la planta de cirugía pediátrica hasta el alta, con el fin de reducir la ansiedad y desconocimiento de los padres.


FASE POSTOPERATORIA


  • El niño permanecerá en la cama mientras lleva colocada la sonda, mantenemos analgésico-antiinflamatorio, que por lo general solo se precisa en los primeros días, antibióticoterapia de amplio espectro durante los primeros días en que el niño porte los tutores vesicales.

  • Vendaje compresivo, cubriéndolo con Mepitel (laminas de silicona que evita la adherencia del apósito), posteriormente se cubre con gasas y venda elástica adhesiva.

  • Se limpiara diariamente el meato para evitar la acumulación de exudado y costras por sangrado, aplicando posteriormente pomada antibiótica.

  • Se lavara diariamente la sonda con suero fisiológico para evitar los sedimentos y obstrucción.

  • El apósito solemos retirarlo a la semana, para ello lo humedecemos durante unos minutos con suero salino.

  • A partir de entonces practicamos una cura diaria y lavamos la herida para evitar la aparición de costras o suciedad sobre las suturas, si no es así, intentamos que el pene permanezca lo más limpio y seco posible.

  • En la cama colocamos un arco para evitar roces molestos con las ropas



* A veces también se incluyen relajantes tipo tranxilium pedíatrico por la noche para relajar al niño ya que es cuando más se acentúan las erecciones.


* Amarre de extremidades por la noche, ya que el niño inconscientemente se suele echar mano al pene por lo que evitamos esta situación.



RECURSOS HUMANOS


Enfermera/o.

Técnico en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE).


RECURSOS MATERIALES


  • Vendas y gasas

  • Esparadrapo hipoalergénico o material específico de fijación para sonda.

  • Lubricante hidrosoluble.

  • Arco protector.

  • Amarraderas de extremidades.

  • Batea y mesa auxiliar



COMPLICACIONES


La proporción de complicaciones es menor del 10% en las técnicas en una etapa, estas se pueden clasificar en tempranas y tardías.


Complicaciones tempranas:


Sangrado

Isquemia del glande por compresión

Infección

Obstrucción de la sonda

Espasmo de vejiga

Hematomas


Complicaciones tardías:


Fístulas: es la más frecuente (20- 25%), sobre todo en las proximales y nunca se deben reintervenir antes

de los 9-12 meses.

Persistencias de la incurvación: Cuando esto sucede la única solución es la reintervención, con un

enderezamiento dorsal por la técnica de Nesbit.

Estenosis uretral

Estenosis de Meato.

Divertículos uretrales: Con frecuencia se usan técnicas de tubulización.

Problemas estéticos.

Complicaciones genitales.

Problemas psicológicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...